Los roles sociales del amor


Existen diferentes tipos de roles que son posibles en el amor. De hecho, desde un punto de vista social existen estereotipos generales. Por ejemplo, tenemos el caso de la persona tímida a la que le cuesta mucho dar el primer paso, sufre al encontrarse con la persona que le gusta. El tímido necesita tomarse su tiempo para arriesgar y caminar sobre seguro. Pero sin duda, detrás de la timidez también existe todo un arte de la seducción que está vinculado con lo difícil y con el misterio.

Por otro lado, a nivel social, también podemos encontrarnos con casos de eternos seductores, personas que logran llamar la atención en positivo allí por donde van, atraen como un imán, de tal forma, acumulan muchas relaciones de amor. Pero en general, se aburren con facilidad una vez que ya han superado la etapa inicial del noviazgo. Las personas conservadoras, por el contrario, son aquellas que saben que quieren formar un hogar estable y tener una familia.

En este sentido, lo ideal es que dos personas de las mismas características se encuentren, ya que los valores unen mucho. La persona romántica, es aquella que otorga mucha importancia a los pequeños detalles, que tiene la capacidad de idealizar cada momento, aspira a que todo sea perfecto, tiene tendencia a exaltar los sentimientos… De este modo, cuando una persona romántica tiene una relación con otra que no lo es, puede sentirse un tanto frustrada en ciertos momentos.

El eterno soltero es otro rol del amor, es decir, existen personas más vinculadas con la libertad que con la pareja. En este sentido, conviene que uno mismo sea realista a la hora de valorar si su soltería es una opción de verdad consciente, deseada y elegida para poder evitar el autoengaño. Los roles son generalidades, por supuesto, cada persona debe ser analizada desde un punto de vista particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *