Los roles en la pareja


Desde un punto de vista psicológico, las personas pueden desempeñar roles. Roles que de hecho, se producen también en la infancia. Por ejemplo, a veces, se tiende a etiquetar a los niños en función de ser vagos, inteligentes, trabajadores, alegres, traviesos… El problema es que algunas veces, las personas llegan a interiorizar tanto ese modo de ser, que no se dan cuenta de que son muchas más cosas. Y también, de que pueden cambiar.

Pues bien, en el seno de la relación de pareja también se producen roles que a veces, basan el funcionamiento de una relación. Los roles también están bañados por una vertiente social. Por ejemplo, durante siglos, el papel de los hombres estuvo vinculado con la fortaleza. Por esta razón, para ellos, llorar era un signo de debilidad que no se podían permitir.

En la actualidad, gracias a la Inteligencia Emocional y al autoconocimiento, muchos chicos han aprendido a expresar con naturalidad sus sentimientos y sus emociones. Del mismo modo, durante muchos siglos, la mujer fue la encargada de cuidar exclusivamente de su hogar y de la familia. Sin embargo, en la actualidad también trabaja y aspira a tener éxito en su profesión.

Existe un rol que es muy peligroso cuando se produce en el seno de una pareja. El que se establece entre un salvador y una víctima puesto que en este contexto se producen relaciones de dependencia. La víctima queda representada por el perfil de una persona débil e indefensa que necesita de la intervención constante de un salvador para vivir y salir adelante. El problema de los roles es cuando se interiorizan al cien por cien, y las personas se sienten mal actuando de otro modo.

El amor implica una evolución constante. Evolución que debe de ser positiva, por ello, también es bueno crecer como persona siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *