La libertad en una relación


La libertad es una de las cualidades más positivas a nivel humano. Lo cierto es que el amor verdadero te ayuda a ser más libre, potencia tu verdadero yo y te hace sentir mejor contigo mismo. Por el contrario, cuando te ves inmerso en una relación dañina, o simplemente, cuando te encuentras junto a alguien a quien no quieres de verdad, te sientes encerrado y víctima del destino. Echas de menos esa sensación de libertad con la que se vive la vida cuando estás en contacto con tu alma y con tu corazón.

La libertad en una relación es uno de los síntomas de que te encuentras junto a otra persona que potencia tu mejor yo. La libertad remite a eso, a sentirte capaz de mostrate tal y como eres. Con tus virtudes y tus defectos para poder expresar también en todo momento qué es lo que piensas.

Sin duda, los celos son un tipo de situación en donde la libertad a nivel psicológico se va reduciendo por la obsesión que tiene el celoso de controlar la vida del otro. La propia palabra, controlar, suena mal teniendo en cuenta que estamos hablando de personas y de una relación. Muchas personas no asumen algo que es esencial entender en el amor. Y es que, tienes que relajarte porque no puedes controlar al cien por cien lo que pasa por la mente y el corazón ajeno. Es decir, no sabes si en algún momento tu pareja se enamorará de otra persona.

Sin embargo, tampoco puedes pasar toda la vida poniéndole a prueba y comportándote como si eso fuese a pasar porque tal vez sea una realidad que no se concretará nunca. Una relación positiva es la suma de dos libertades y es que, el valor del corazón es infinito cuando hablamos de reciprocidad y de correspondencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *