Cómo amar en libertad emocional


El amor y la libertad emocional son dos conceptos que siempre deben ir de la mano. Es decir, un amor feliz es aquel en el que sientes que eres tú mismo en el seno de esa relación. Amar en libertad significa entender que tú eres tú y tu pareja es diferente a ti. Esto que parece tan evidente no lo es cuando nacen ideas del tipo «ser dos en uno». ¿Cómo amar en libertad?

Generosidad emocional

La mayor felicidad en pareja se alcanza a través de la generosidad emocional de palabras amables, acciones valiosas y gestos sencillos. Sin embargo, la libertad nace de la comunicación. Por ejemplo, acepta con autoestima y gratitud las caricias emocionales que te ofrece tu pareja en forma de elogios y reconocimiento. Pero además, aprende a pedir de forma asertiva aquellas caricias emocionales que necesitas.

Por ejemplo, si necesitas un abrazo, pídelo con libertad. Sin el temor de sentirte vulnerable por la desnudez emocional de expresar tus sentimientos. Esta inteligencia emocional es un síntoma de libertad.

Mensaje de libertad emocional

Pon en práctica este mensaje de Jorge Bucay: «No nos enamoramos del potencial del otro, sino de lo que el otro verdaderamente es. Y mientras estemos juntos, alentémoslo para que lo deje salir cada vez más». Es decir, la verdadera libertad es potenciar al otro para que sea él mismo.

Charles Baudelaire afirma que «el amor es el anhelo de salir de uno mismo». Salir de uno mismo para llegar al encuentro del otro. Y crear juntos un microcosmos personal. Voltaire explica: «Hay que saber que no existe país sobre la tierra donde el amor no haya convertido a los amantes en poetas». Por tanto, el amor en libertad inspira la mayor felicidad a los enamorados que se sienten protagonistas de su bonita historia de amor incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *