Cómo justificar tu ausencia en una boda

invitacion-de-boda
Cuando recibes invitaciones de boda, puede ocurrir que por alguna circunstancia no puedas asistir. Los motivos son muchos y muy variados. No solo puede que en esa fecha tengas otro compromiso. Algunas personas declinan una invitación de boda por el hecho de cómo puede afectar el gasto del regalo a su propio presupuesto. O, también, puede suceder que no te guste nada asitir a este tipo de plan. En cualquier caso, lo más importante no es la boda en sí misma sino el vínculo que te une a esas personas. ¿Cómo puedes justificar tu ausencia en el evento?
SEGUIR LEYENDO “Cómo justificar tu ausencia en una boda”

Invitaciones de boda originales


La organización de una boda requiere del cuidado de todos los detalles en la planificación del enlace nupcial. La elección de una invitación de boda original y, especialmente, que sea personal, es un paso muy positivo para tener en cuenta en la elección de un evento de estas características. Una invitación de boda realmente original es la que refleja a la perfección la personalidad de la pareja.
SEGUIR LEYENDO “Invitaciones de boda originales”

Las mejores invitaciones de boda


En una boda todo tiene que salir perfecto. Por eso se prepara con mucha antelación y se cuidan al máximo todos los detalles. Uno de ellos es el de las invitaciones de boda, ya que si no se envían a tiempo nadie se enterará de que os vais a casar.

Es el primer paso que tendrás que dar después de que tanto tu pareja como tú estéis dispuestos a daros el “sí quiero”. Tendréis que poneros de acuerdo a la hora de elaborar las invitaciones de boda y no tenéis que renunciar a las más bonitas y originales.
SEGUIR LEYENDO “Las mejores invitaciones de boda”

Las invitaciones de boda


Las invitaciones deberían enviarse como mínimo un par de meses antes de la boda. Si retrasamos excesivamente el envío, es probable que algunos invitados no puedan acudir por haber concertado compromisos previos.

Siempre resulta preferible entregar las invitaciones de boda mano; la invitación es más personal. Pero siempre no será posible. En estos casos se debe recurrir al correo para su envío. Debéis incluir el remitente en el sobre de la invitación. Así podremos saber cuales han podido ser entregadas, y cuales no para evitar malentendidos de última hora.

– Si la confirmación puede ser vía postal, además de telefónica o en persona, es buena idea incluir dentro del sobre una tarjeta de respuesta estándar en la que el invitado solo deba escribir su nombre. De este modo le simplificamos la tarea.
Si en alguna esquina de esta tarjeta incluimos un código numérico podremos identificar la tarjeta aunque el invitado haya olvidado escribir su nombre en ella. En ocasiones sucede.

– Los hijos pequeños pueden ser incluidos en las invitaciones dirigidas a sus padres, pero aquellos que superen los dieciséis años deberían recibir su invitación propia.

– Envía primero las invitaciones de boda de aquellas personas cuya asistencia consideres imprescindible. Deja para el final cuando ya estés recibiendo las respuestas, las invitaciones de aquellas personas que te gustaría que asistieran, pero sólo si hay plazas disponibles.

– Cuando se encargan las invitaciones a la imprenta siempre es bueno imprimir un número mayor de las realmente necesarias. De este modo tendremos de sobra ante invitados de última hora.