Estar realmente solo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La soledad es una situación muy real en el caso de algunas personas que no tienen una red social importante de pertenencia. Tienen muy poca vida social, se relacionan poco con los demás, no tienen amigos y en muchos casos, tampoco tienen familia. Sin embargo, incluso en el caso de tener familia o amigos es posible estar realmente solo en la vida, o al menos, que una persona se sienta así cuando cree que no comparte nada importante en común con otras personas. La sensación de ser diferente a los demás puede causar un gran dolor interno.

En general, la sensación de soledad puede ser más habitual en algunas edades, por ejemplo, en la tercera edad. La situación que viven algunos mayores es propia de una sociedad individualista. Ese es el gran problema con el que tienen que lidiar todos aquellos que se sienten solos. El individualismo, el hecho de que cada uno vaya a lo suyo, es una barrera social que está ahí y que muchas veces, parece imposible de salvar.

Por suerte, en la vida, lo más importante es seguir perseverando, porque no todas las personas son iguales. De hecho, la soledad prolongada, se rompe de forma natural, cuando conoces a alguien abierto y sociable que poco a poco, te ayuda a integrarte en su grupo de amigos. La soledad se nota todavía más en algunas fechas y en algunos momentos del año. Por ejemplo, en la Navidad estar solo pesa mucho teniendo en cuenta que, por tradición, tantas personas se reúnen con su familia para celebrar esos días.

La soledad también se nota más en el día del cumpleaños porque es triste no tener con quién compartir un día especial. Es posible estar realmente solo pero también es posible romper esa situación: de ahí surge la esperanza del cambio.

1 comentario

  1. Hola Maite, efectivamente la soledad es un problema para más personas de lo que creemos… incluso en nuestro entorno. ojalá que a todas ellas les hagamos llegar un mensaje de esperanza… se acerca la navidad y es un buen momento para ello…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *