Mejor la soledad que las malas compañías

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Pocas personas saben llevar de verdad a la práctica el dicho popular que afirma que “Mejor solo que mal acompañado”. Es decir, mejor poder disfrutar de la agradable compañía de estar con uno mismo que no con alguien externo que no te aporta nada, que no te hace sentir bien o que no te atrae lo suficiente. No se trata de que el otro sea una mala persona, sencillamente, puede que no sea lo que tú estás buscando. Y es que, a lo mejor puede ser tu mejor amigo pero no el gran amor de tu vida. En este peqeño matiz reside una gran diferencia.

Además, cuando una persona tiene un buen grado de autoestima está genial consigo misma porque sabe hacer uso de su libertad, también de su independencia. Pero además, tiene buenas amistades con las que poder estar y hacer planes para dar y recibir cariño. Es decir, existen muchos tipos de relaciones diferentes, por ello, alguien que no tiene pareja debe centrarse en sus amigos para recibir esa fuente de energía emocional que todo ser humano necesita. Incluso, las personas que son más solitarias se sentirían mal ante la indiferencia absoluta del prójimo.

Se está mucho mejor solo que mal acompañado ya que además, cuando estás solo y lejos de amores disfrazados de una pasión ficticia, es cuando puedes encontrar a tu verdadero amor. Por tanto, ten paciencia, olvídate de estar con la ansiedad constante de la soledad porque en última instancia, el sentimiento de estar solo va mucho más allá de tener pareja o de no tenerla. Existen matrimonios que ya no se soportan, por ejemplo.

Seguro que si piensas en esos casos, sentirás cualquier cosa, menos envidia. Es más, te sentirás afortunado por no ser infeliz y además, con la gran incertidumbre de no saber quién será ese ser especial que ocupará tu corazón en el futuro.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *