Efectos secundarios del mal humor en las parejas

Share on Facebook5Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El mal humor es una de las principales causas de insatisfacción en la pareja, especialmente, cuando se trata de un estado de ánimo negativo y apático que se sufre de un modo habitual. De hecho, cuando el mal humor es frecuente, es importante escuchar ese síntoma para averiguar qué puede esconder: una frustración profesional, una insatisfacción personal, una situación de crisis de pareja… Cuando una persona está enfadada de un modo habitual, debe reflexionar sobre qué es aquello que le impide ser feliz. ¿Qué efectos secundarios causa el mal humor en las parejas?

Consecuencias de la negatividad

Uno de los efectos directos es el de tener un menor deseo de estar en compañía del otro prefieriendo los planes con amigos o compañeros de trabajo como alternativa. No es agradable salir con alguien que se queja por todo. ¿Qué otras consecuencias produce la negatividad?

Una de las consecuencias directas es la de sentir que la otra persona ya no es la que era, tener la percepción de que ha cambiado demasiado. En este sentido conviene puntualizar que una persona con un bajo sentido del humor no se cuestiona tanto cuánto ha podido cambiar ella sino que responsabiliza al otro de sus propias frustraciones.

Se crea una energía negativa en la pareja que va dando lugar a cierta tensión emocional como consecuencia de la incomodidad de vivir una situación que parece no reorientarse.

Cómo cambiar de actitud

Asistir a clases de yoga en pareja puede ser una propuesta para mantener un espacio en común que resulta inspirador para mejorar el bienestar a través del control de la respiración. También es positivo evitar estar centrado en la carencia para poner el foco de atención en lo positivo de la relación.

No se trata de seguir una relación a cualquier precio puesto que hacer balance y reflexionar sobre si ese amor tiene futuro o no lo tiene también es un signo de libertad que puede poner fin al mal humor cuando este sentimiento se produce, precisamente, como un síntoma de malestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *