Depresión tras una ruptura


Si tienes problemas sentimentales que te han llevado a sumirte en una pequeña depresión, no te preocupes, es algo que le sucede a muncha gente. Piensa que ya estamos en el siglo XXI y que no es tan difícil poder hablar de nuestros sentimientos y problemas como en anteriores épocas. Piensa que, hoy en día, casi todo el mundo tiene algún problema y que es más fácil poder compartir con alguien tus penas.

Existen diferentes tipo de especialistas como por ejemplo, los psicólogos, que te pueden ayudar. Pero, no te olvides de los amigos. Un amigo puede ser tu mejor consuelo tras una dolorosa ruptura. Un buen amigo sabrá escucharte. Muchas veces no es necesario ni que te dé su opinión ya que existen ocasiones en las que solo se necesita sacar al exterior lo que uno lleva tanto tiempo guardando en su interior.

Hablar con una persona que haya pasado por una ruptura te ayudará a ver más puntos de vista y a entender que el tiempo lo cura todo. Si piensas que el problema de la ruptura has sido tú, intenta ver qué es lo que has hecho mal para intentar cambiarlo. No te vengas abajo y pienses que no sirves para nada. Todos somos muy valiosos, lo único es que, a veces, no se hacen las cosas como se deberían hacer o simplemente no se está con la persona adecuada.

Los grupos de apoyo pueden ser muy importantes si crees que tienes una pequeña depresión. Este tipo de terapias pueden ser una excelente inyección de confianza. Tranquilo, el tiempo hará que vayas viendo todo de diferente manera.

2 comentarios

  1. gracia por su ayuda la verdad es que en la vida tenemos miles de problema que necesitamos que alquien nos ayude a superarlos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.