Cuatro consejos para alimentar la esperanza

imagen-de-chica-sonriente
La esperanza es un motor que pone en movimiento el corazón incluso en circunstancias de adversidad. Existen situaciones externas que ponen a prueba la resiliencia y la visión optimista de la realidad. ¿Cómo reforzar la confianza en el lado optimista de la realidad?

1. Filmoterapia

En el universo cinematográfico puedes seleccionar títulos que ponen el acento, principalmente, en esta filosofía. El lado bueno de las cosas, protagonizada por Bradley Cooper y Jennifer Lawrence es un ejemplo de historia que da voz a dos personajes que inspiran esta lección. El buen cine ofrece esperanza.

2. Conecta con la esperanza de tu pasado

La esperanza, en esencia, remite al futuro, apunta al bien que está por llegar. Sin embargo, el pasado es ese tiempo de tu historia que te ofrece una panorámica de ejemplos de esperanza a partir de acontecimientos y desenlaces que, en un espacio de tiempo distinto, ponen ante ti la magia del valor de lo posible. Tantas esperanzas del ayer, también pueden ser un vehículo de ilusión para el futuro.

Si tienes un diario de algún periodo de tu vida, puedes volver a conectar con aquel tiempo por medio de la huella de tus propias palabras.

3. Personaliza la esperanza en tu vida

Más allá de cualquier tipo de consejo general, cada persona encuentra la esperanza en la subjetividad de la búsqueda de sentido. Por ejemplo, si estás atravesando un periodo de dificultad en un aspecto determinado de tu vida, intenta encontrar un significado a esa realidad. Realiza esta búsqueda desde tu libertad interior.

amigas-felices

4. Aporta esperanza a los demás

Un mensaje de ánimo, tu compañía y tu tiempo son ejemplos de fórmulas mediante las que trasladas la esperanza más allá de ti mismo para llevarla hasta la vida de otros creando un efecto en cadena que refuerza la ley del espejo y la búsqueda del bien común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *