Cuatro causas de ruptura antes de la boda

novia
El momento de la boda supone una mayor conciencia afectiva de lo que implica tomar una decisión que tiene un impacto directo en el futuro. Decidir romper en estas circunstancias no es sencillo, especialmente, si las invitaciones ya han sido enviadas porque surge el temor al qué dirán. Sin embargo, la ruptura es lo más recomendable cuando no estás seguro de dar el paso. Tal vez solo necesites más tiempo para reflexionar. ¿Cuáles son las causas de cancelación antes de la boda?

Una decisión precipitada

En ocasiones, la boda nace como un deseo que surge a partir de una decisión precipitada, es decir, un deseo que nace a partir de la euforia del estado de enamoramiento en donde todo fluye al compás de una agradable novedad de mariposas en el estómago, risas y romance. Decidir casarte en este momento es aventurarte en el terreno de lo incierto al darte cuenta de que no estabas preparado para este paso.

Se acabó el amor

En ocasiones, las personas se dan cuenta de que van a casarse más por el convencionalismo de lo que implica el amor a determinada edad. Por ejemplo, porque consideran que la boda es la consecuencia natural después de unos años de noviazgo. Sin embargo, ante la cercanía de la fecha, puede surgir la sensación de que en la relación hay más rutina y costumbre que amor de pareja.

Infidelidad

En cualquier circunstancia duele descubrir una infidelidad, pero cuando estás a punto de casarte, este dolor produce un mayor impacto por el contexto. Es decir, quien ha sido víctima de un infidelidad se siente engañado y considera que esa no es la persona con la que quiere compartir su vida.

ruptura-pospuesta

Ruptura pospuesta por miedo

En muchos casos, la ruptura se ha pospuesto durante mucho más tiempo del necesario. Es decir, la persona se ha ido dejando llevar por la inercia de ese amor a pesar de que hace tiempo tiene dudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *