Constancia para conquistarle


A veces, conquistar a alguien puede ser un objetivo difícil. Sin embargo, existen historias que deben animarte a la esperanza. Por ejemplo, el caso de aquellas personas que tuvieron que esperar mucho tiempo para ser correspondidas. O también, el caso de aquellos que lograron hacer realidad un amor platónico. En este caso, cuando tardas más tiempo en lograr un objetivo, también lo valoras mucho más cuando lo alcanzas.

Por ello, existen cualidades reales que te ayudan en el proceso de seducción. En primer lugar, la constancia te permite perseverar más allá de los obstáculos o de que las cosas no parezcan sencillas. Para alimentar la constancia debes tener fe en ti mismo, es decir, tomar conciencia de tu valor. Pero también, tienes que creer que la espera merece la pena de verdad.

La autenticidad es otro ingrediente necesario en el proceso de seducción. Debes tener la capacidad de mostrarte tal y como eres. No fingir ni apostar por el artificio de la hipocresía. Es decir, no emules una personalidad falsa por el simple deseo de gustarle. Ya que lo importante es que le gustes por ser tú. Y no por adoptar una identidad falsa.

La inteligencia se valora mucho también en el amor. Es decir, no te obsesiones sólo con tu imagen corporal porque la belleza interior brilla mucho más. Por ello, es agradable tener una cita con una persona que tiene inquietudes y que tiene temas de conversación. De este modo, el tiempo se pasa rápido y los planes resultan muy entretenidos. En definitiva, la constancia va a acompañada de otras muchas virtudes, por ejemplo, la creatividad a la hora de despertar su interés, hacer que se fije en ti o acercarte de una forma natural. El amor es una aventura que merece la pena disfrutar, pero también, es clave que no te des por vencido.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *