¿Cómo sobrevivir a su ausencia?


Existen ausencias que cuesta mucho soportar. Una de las más fuertes es la que implica convivir con la ausencia de la persona que te gusta o que quieres. En ese caso, la rutina cambia por completo, incluso, las emociones pueden ser más desagradables: tristeza, sensación de vacío, aburrimiento o pérdida son sólo algunos de los síntomas que vive alguien que hace frente a la ausencia de una persona especial. Dicha ausencia, no siempre tiene que proceder de una ruptura.

Es decir, también puede vivirse la ausencia por diferentes circunstancias. Por ejemplo, porque la otra persona tuvo que irse a otra ciudad para vivir por motivos de trabajo. Todo aquello que implique ver menos a la persona puede tornarse como una ausencia. ¿Qué puedes hacer para sobrellevarla lo mejor posible? En primer lugar, no pensar constantemente en el ayer, y seguir con la vida, con proyectos, con ilusión, con la capacidad de conocer gente nueva.

Una de las mayores frustraciones es la de sentir que nada te llena igual que antes, que no estás tan bien. En ese caso, intenta comprenderte a ti mismo ya que se trata de algo normal y natural. Sin embargo, no por hacer frente a la ausencia de alguien importante vas a quedarte encerrado en casa llorando ese vacío y cerrar las puertas al mundo. Por otro lado, en algunos casos, hay que analizar qué se esconde detrás de esa ausencia. Es decir, es importante precisar si se trata de una situación temporal.

En ese caso, puedes encontrar tu fortaleza emocional en el hecho de saber que se trata de un periodo transitorio. Pero en cambio, si es una ausencia definitiva, conviene aceptarla. Así sucede después de una ruptura de pareja o ante el rechazo. La ausencia más dolorosa es aquella que implica hacer frente a la muerte de un ser amado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *