Cómo evitar el fracaso en el matrimonio


Una relación de pareja puede derivar en matrimonio dentro de los ciclos propios del amor. En la actualidad, el número de bodas ha descendido de forma notable ante la tendencia frecuente de la convivencia. ¿Cómo evitar el fracaso en el matrimonio?

Observa en el noviazgo

El noviazgo es la etapa previa al matrimonio. Lo importante de un noviazgo es conocer lo mejor posible al otro antes de dar un paso más. Existen indicios que anuncian un matrimonio infeliz: valora cómo te trata tu pareja y comprueba, también si te ha hecho un hueco en su vida o te sientes en un segundo plano respecto de otras prioridades.

El noviazgo también es una etapa de la vida fundamental para analizar si existe un proyecto de pareja común. Si cada uno tiene distintos intereses es muy posible que tarde o temprano estas diferencias terminen por desunir.

Muchas veces, las personas ven desde fuera cosas que el protagonista de una historia no logra ver por la falta de objetividad que produce estar más cerca de una situación. Valora la opinión de tus padres y personas de confianza en caso de que te alerten sobre el efecto negativo que produce en ti la otra persona. Ten en cuenta que ellos no son tus enemigos y desean para ti lo mejor.

Primer año de convivencia

El primer año de convivencia es el más difícil ya que supone dar el paso de la adaptación mutua en los detalles más sencillos del día a día. Esta fase se logra superar con mucha paciencia por ambas partes, capacidad de tolerancia a la frustración, humildad ante las discusiones de pareja y sentido del humor.

El matrimonio es una fase de cambio dentro de una relación de pareja. Por tanto, las personas necesitan un tiempo para hacer ese proceso de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *