Cómo ayudar a tu pareja en sus problemas


El buen funcionamiento de una pareja se basa en muchos ingredientes. Uno de ellos es que tengas la capacidad de apoyar al otro en sus problemas. Y es que, hay personas que sin darse cuenta, en vez de animar, lo que hacen es hundir. Así sucede en el caso de aquellas personas que juzgan sin comprender, que critican y que son excesivamente exigentes.

Por tanto, para ayudar a tu pareja en sus problemas tienes que apoyarle pero sin pretender resolver sus conflictos. No tienes que quitarle su autoridad, al revés, tienes que tener la clara conciencia de que puede resolver aquello que le preocupa por sí mismo. Por supuesto, debes hacerle sentir que puede contar contigo para lo que necesite, es decir, que estarás ahí en lo bueno y en lo malo.

Lo mejor que puedes hacer es escucharle, hablar con él, ofrecerle diferentes puntos de vista de una misma historia… Es curioso cómo en medio del sufrimiento a veces, la mente se ciega al observar los hechos de un único modo. Sin embargo, existen diferentes alternativas, otras formas de pensar y de sentir.

Además, los problemas de tu pareja deben quedar en la intimidad de tu pareja. La otra persona es libre de contarlos a quien quiera, es decir, también puede compartirlos con otros amigos. Sin embargo, tú como confidente tienes que tener la certeza de que debes guardarlos en secreto. La vida de pareja se torna especialmente difícil en un momento de conflicto pero por suerte, debes tener la tranquilidad y la certeza de que puedes ayudar mucho a tu pareja, simplemente, a través de tu presencia pausada y tranquila. Por otra parte, ningún problema dura cien años y todo cambia en un instante, por ello, aprende a relativizar porque nada es tan duro como parece a simple vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *