Tomar decisiones en situaciones difíciles

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen situaciones difíciles en las que la persona se siente insegura al no saber qué opción tomar y qué camino es el mejor. La dificultad en la mayoría de las ocasiones reside en los cambios que traerá consigo esa decisión. Existe un apego a la zona de confort que nos hace sentir muy cómodos en ella pero también debemos recordar que aquello que está fuera de esta zona conocida puede ser mejor todavía. Una situación difícil puede tomarse sin que exista un conflicto concreto: romper una relación de pareja, dar el paso de comenzar a salir con una persona tras haber vivido una decepción previa, contar o no a la pareja una infidelidad, reconocer la propia infelicidad, tomar decisiones para dejar de estar solo, afrontar un cambio de trabajo. ¿Cómo tomar decisiones difíciles?

Cuál es tu grado de motivación

Al afrontar un cambio concreto y tomar la decisión adecuada, lo más importante es valorar también el grado de implicación que tienes con aquella decisión. La mejor opción es aquella con la que te sientes más implicado, seguro y decidido. Es fundamental valorar el grado de implicación en relación con la decisión tomada ya que de este modo, también será más sencillo perseverar en las dificultades lógicas que siempre surgen en todo cambio.

Para tomar decisiones en situaciones difíciles es saludable buscar el equilibrio entre razón y corazón para que exista una armonía entre ambos planos. En una situación de conflicto emocional y de sentimientos contradictorios en donde aquello que dice la mente es contrario a aquello que dice el corazón, siempre es posible encontrar un punto medio de conformidad con sentimiento y razón.

La decisión es tuya

Al tomar decisiones en situaciones difíciles tienes que estar preparado para asumir que la última decisión es tuya (si se trata de una decisión compartida en pareja entonces se trata de una responsabilidad compartida). Pero también puedes pedir consejos a amigos de confianza y familiares con el objetivo de poder tener una óptica distinta respecto del conflicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *