Coaching para evitar conflictos de pareja


En una relación de pareja, los problemas, en algún momento, surgen incluso aunque los protagonistas intenten evitarlos. Pues bien, este es el primer paso para no tener conflictos: no tapar las emociones, afrontar las cosas cuanto antes y no posponer decisiones. Por otro lado, también es aconsejable ser sincero con uno mismo y con el otro. Actuar siempre con respeto, tratando a la pareja del mismo modo que uno espera ser tratado. Es un gran error pedir y no dar lo mismo a cambio.

En medio de la rutina y del conformismo, pocas personas se siguen esforzando después de años de relación por conocer bien a la pareja. Es una persona y como tal, cambia, evoluciona y crece. Por ello, nadie es igual cuando se casa que en sus Bodas de Oro, por ejemplo. El cambio no sólo se nota a nivel físico sino también, en el modo de ser, de pensar y de sentir. Esfuérzate por mejorar tu actitud y tener una relación de igual a igual.

En la pareja, no es nada saludable el complejo de superioridad ni de inferioridad. Por ello, la rivalidad profesional, por ejemplo, no resulta sana. De hecho, lo adecuado es compartir también los temas económicos. Encuentra el equilibrio a la hora de respetar la intimidad de tu pareja pero no al punto de no compartir nada de tiempo en común, de lo contrario, podría sentir tu indiferencia y tu falta de interés.

Para evitar conflictos en la pareja es bueno tener la actitud inteligente de no querer discutir por todo, incluso, por cosas que no tienen importancia. De hecho, cuando se discute por temas superficiales se están tapando carencias más profundas que en algún momento van a salir a la superficie.

Para evitar conflictos de pareja, también es positivo que resuelvas por ti mismo tus propios problemas sin esperar que sea la otra persona quien se haga cargo de tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *