Cinco sentimientos frecuentes en la ruptura de pareja

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Así como el enamoramiento es una etapa marcada por la intensidad de sentimientos agradables como la ilusión, la esperanza y la alegría, del mismo modo, una ruptura de pareja también está marcada por una intensidad emocional notable. Pero en esta etapa los sentimientos tienen una esencia distinta: ¿Cuáles son los cinco sentimientos más frecuentes en una ruptura de pareja?

Arrepentimiento

La sensación de fracaso que queda en el corazón tras una ruptura de pareja reciente hace que algunas personas miren al pasado con sensación de arrepentimiento por haber iniciado esta historia sentimental que finalmente, tuvo fecha de caducidad. Las personas pueden arrepentirse del tiempo invertido en ese noviazgo.

Dudas

Existen rupturas de pareja que vienen acompañadas por los sentimientos contradictorios que son fruto de las dudas por querer romper esa historia pero al mismo tiempo, mantener algún tipo de esperanza en el corazón. Una persona puede romper con su pareja pero seguir manteniendo algún tipo de ilusión en su interior.

Ira

Las rupturas de pareja también son más dolorosas como consecuencia del enfado interior que experimenta aquel que siente ira en la ruptura. Esta ira es fruto de la decepción personal hacia uno mismo y hacia el otro porque aquella magia de los inicios del noviazgo poco tiene que ver con el final del amor. Esta ira es fruto de las expectativas no cumplidas, de los sueños rotos y de las heridas que quedan abiertas (heridas que requieren un proceso de duelo).

Momentos de añoranza

Tras una ruptura de pareja existen instantes de añoranza en los que los enamorados tienen que hacer un gran esfuerzo para no buscar el contacto con su ex. Esta añoranza es mayor tras haber mantenido una relación de pareja larga y estable.

Continuar hacia adelante

El sentimiento más importante es la voz interior que reafirma a la pareja en que esa ruptura ha sido lo mejor que podía haber ocurrido. Y a pesar de todo, la vida continúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *