Cinco hábitos de las personas con autoestima alta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las personas que tienen una autoestima alta tienen el hábito positivo de mantener unos horarios habituales en su vida, un orden en su agenda. Por el contrario, la baja autoestima puede conducir a la postergación de las tareas y la acumulación de responsabilidad para el último momento. Para quererte más a ti mismo puedes potenciar el primer hábito, el de la eficiencia con el fin de tener más tiempo libre para ti mismo.

Se cuidan

Las personas con autoestima alta se cuidan porque saben que hacerlo es importante y porque además, saben que se lo merecen. Este cuidado se muestra en espacios de relax, momentos de ejercicio físico, planes con los amigos, recetas saludablemente elaboradas… Todo ello influye de un modo muy positivo en la reducción del estrés.

Sonríen mucho

Las personas que tienen una autoestima alta sonríen mucho ya que el bienester interno se proyecta a nivel externo a través de este gesto de lenguaje corporal que, en el contexto de las relaciones personales, muestra la acogida hacia el otro.

Sanan la culpa

El sentimiento de culpa solo produce dolor y sufrimiento cuando se convierte en la falta de perdón hacia uno mismo. Por tanto, para incrementar el amor propio es saludable asumir la responsabilidad sobre las propias acciones pero sin convertir cada error en una culpa infinita.

Viven el presente

Las personas con una autoestima sana tienen una mayor tendencia a vivir en el presente que en el pasado o en el futuro. Valoran los recuerdos felices de su niñez pero sin hacer de ellos una vía de escape constante hacia un momento mejor. Se ilusionan con su presente porque son conscientes de que la clave del cambio siempre se muestra en el ahora, en la ocasión para aprovechar las oportunidades del destino con una actitud confiada y vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *