Cinco características del enamoramiento rápido

pareja-feliz-y-sonriente
Existen diferentes maneras de vivir y sentir el deseo de conocer a alguien. La prisa parece hacer acto de presencia en diferentes momentos. A continuación enumeramos cinco características del enamoramiento rápido.

1. Repentino

Marca un punto de inflexión a corto plazo en la vida del enamorado. Sin embargo, ese giro drástico no significa que, finalmente, sea verdaderamente profundo o duradero. Solo el tiempo puede resolver los interrogantes que surgen en torno al enamoramiento rápido.

2. Característica del enamoramiento rápido: intenso

Como hemos indicado, es un sentimiento que irrumpe de forma repentina. Aflora en el corazón del enamorado, transformando su realidad inmediata. Por otra parte, está acompañado por emociones intensas. Por este motivo, es recomendable no tomar una decisión drástica sobre la vida personal. Los cambios que se tomen a partir de entonces no solo deben ser contemplados desde una perspectiva afectiva, sino también racional.

3. Parece muy especial

La combinación de una experiencia intensa y repentina hace que el enamorado llegue a creer que nunca ha sentido algo tan especial por alguien. Sin embargo, esa percepción puede desvanecerse con la misma rapidez si la impresión inicial da paso a un desencanto posterior.

4. Característica del enamoramiento rápido: es un sentimiento prematuro

El enamorado todavía no ha construido una relación significativa con la persona por la que siente algo especial. Aunque el sentimiento se presenta de forma prematura. En ocasiones, el protagonista asume promesas de futuro para las que no está verdaderamente preparado.

cinco-caracteristicas-del-enamoramiento-rapido

5. Frágil, una de las cinco características del enamoramiento rápido

El enamoramiento rápido puede ser frágil porque tiende a extraer conclusiones precipitadas a partir de las primeras impresiones. Y en una fase de idealización no hay espacio para observar los defectos la otra persona. Eso no significa que la relación va a llegar a su fin. Pero, aunque el sentimiento parece tan fuerte e intenso, en realidad, es frágil y cambiante.

El enamoramiento rápido puede producirse en un momento puntual de la vida o, por el contrario, repetirse con frecuencia. En este último caso, está vinculado con el miedo a la soledad. Hemos analizado cinco características del enamoramiento rápido que describen algunas de las propiedades de una experiencia que, con frecuencia, parece imposible de describir con palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.