Carta de amor para corazones rotos

carta-de-amor
Ojalá que la herida que sientes en este momento, sane con la compañía infinita de la vida que te abraza con fuerza para recordarte que el motor más importante de tu existencia debe ser el amor propio. Ojalá que lejos de posicionarte como víctima de las circunstancias recuerdes que tú creas tu realidad. Es decir, a través de tu actitud tú construyes el cuento de esta historia. Porque tener el corazón roto puede enseñarte mucho más que experimentar mariposas en el estómago. Si reflexionas sobre ello e intentas fomentar la introspección a partir de esta vivencia amarga. Pero recuerda, con esta carta de amor, que todo pasa y nada permanece.

Tú eres tu media naranja

El amor es un ingrediente integral, un componente de la receta del vivir que está presente en tu historia más allá de cuál sea tu situación sentimental. Si estás pasando por una despedida sentimental, entonces, quédate con todo lo positivo de esta vivencia. Es decir, recuerda el momento en el que tuviste ilusión y esperanza. Agradece a la vida haber experimentado algo que otras muchas personas no sienten nunca.

Tienes un corazón perfecto en sí mismo. Un corazón que palpita con fuerza sin tener que caminar acompasado al ritmo de una media naranja que solo existe en el imaginario romántico. Tú eres tu media naranja. Es decir, tú te completas a nivel existencial cuando te aceptas y te quieres tal y como eres.

vivir-es-aprender

Vivir es aprender a amar

Vivir es aprender a quererte a ti mismo. Y el puzzle del desamor te ofrece la oportunidad de recomponer las piezas de la autoestima que ha quedado herida tras el rechazo o el amor no correspondido. Hoy es un buen día para mirarte al espejo sonriendo. Porque una sonrisa no cura un desamor en un minuto, pero sí cambia las cosas en un segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *