Amores posesivos


Los amores posesivos son aquellos que como indica su propio nombre están basados en un sentimiento de propiedad equivocado. El que tiene uno de los miembros de la pareja sobre la otra persona. Existe una relación de dependencia en donde falta libertad. Y en donde una de las partes, no respeta el espacio del otro, ni tiene en cuenta sus deseos y sus necesidades emocionales.

Gestos de una persona posesiva

Una persona posesiva es aquella que te llama por teléfono cada vez que no estás en casa, para preguntarte, dónde estás y qué estás haciendo. Son personas que quieren a su pareja solo para ellas mismas, es decir, aspiran a que estén a su lado las veinticuatro horas del día.

Por el contrario, una persona que te quiere de verdad de una forma saludable a nivel emocional es aquella que te dice “pásalo bien” cuando has quedado con tus amistades porque desea tu felicidad.

En cambio, los amores posesivos, se basan en el chantaje emocional y en la manipulación. Se trata de una forma de amor totalmente distorsionada, por ello, quienes han caído en una relación que es más, una trampa, pueden intentar cambiar por ambos.

Causas del sentimiento de propiedad en el amor

El machismo todavía es evidente en algunas generaciones, por ello, el sentimiento de propiedad se basa en este machismo insoportable. La inseguridad y la falta de confianza en uno mismo también puede llevar al control absoluto sobre la vida del otro. Las personas que tienen una visión del amor que en realidad, se basa en la pertenencia, son aquellas que se enfadan con mucha facilidad, y sin un motivo razonable, cada vez que algo escapa a su control.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *