Utiliza tu simpatía para ligar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A la hora de conocer el amor y buscar pareja, muchas personas sienten más inseguridad que confianza en sí mismas. Dicha inseguridad nace, en parte, de poner el foco de atención en el objetivo equivocado. Por ejemplo, no es necesario ser muy atractivo físicamente para poder seducir a alguien. Simplemente, existen muchas razones por las que alguien puede ser especial, y además, cualquier ser humano es digno de ser amado.

La belleza física es una de las grandes esclavitudes de la sociedad actual. Porque además, algunas personas pretenden de una forma equivocada ser jóvenes eternamente. En lugar de cultivar de una forma obsesiva el exterior, merece la pena mirar dentro de uno mismo para alimentar la simpatía natural que todos tenemos dentro. La simpatía, en ocasiones, no aflora como consecuencia de la presión laboral, la insatisfacción personal, la frustración, el enfado, la prisa…

¿Cómo puedes potenciar tus habilidades sociales para mejorar tu relación con la familia, hacer nuevos amigos y también, claro está, buscar pareja? En primer lugar, muéstrate tal y como eres. No finjas una pose artificial sino que deja que las cosas fluyan. No te empeñes en que las situaciones sean tal y como a ti te gustaría. Deja que las cosas sigan su curso.

Muestra un interés real por la otra persona. Por ejemplo, en una primera cita, evita hablar continuamente de ti para dejar que el otro también te cuente cosas de sí mismo. Es fácil mostrar interés, por ejemplo, a través de una pregunta.

Ser distante no es la mejor idea a la hora de pretender un acercamiento con otra persona. Por tanto, sé amable y cercano. La simpatía se cultiva a través del pensamiento positivo que reduce los miedos que muchas veces, surgen a la hora de seducir a alguien. Así sucede, por ejemplo, ante el miedo al rechazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *