Tres sentimientos que son contrarios al amor y la amistad


El universo emocional de un ser humano es muy rico y está marcado por una gran cantidad de matices. El amor es la meta del corazón humano, sin embargo, en la consecución de este objetivo también existen barreras importantes. ¿Qué sentimientos pueden surgir de forma momentánea empañando el valor del presente?

La envidia

La envidia es uno de los sentimientos más destructivos para aquel que lo sufre. La persona envidiosa se entristece ante el bien ajeno y vive con pesar la alegría y la dicha del próximo. Con frecuencia, el sentimiento de envidia se produce en la compración con las personas más cercanas, por ejemplo, con un amigo de confianza. Un aprendizaje importante para disfrutar de las relaciones personales es evitar comparar a las personas entre sí porque solo los objetos materiales son susceptibles de hacer este tipo de paralelismo. Cada ser humano es único e irrepetible.

La soberbia

La soberbia convierte al ego en un pilar que sobresale sobre todas las cosas. De este modo, desde una actitud soberbia se establece una lucha al más puro estilo de una competición. La soberbia es contraria al amor en tanto que la verdadera esencia del cariño surge de la humildad. La soberbia resulta agotadora a nivel anímico para quien la sufre porque conduce a la soledad y al aislamiento. Es difícil convivir con una persona que tiene un mal caracter como consecuencia de su propio orgullo.

El resentimiento

El resentimiento es un sentimiento muy humano, sin embargo, nadie puede amar en liberetad interior cuando no ha superado un capítulo concreto y reprime un malestar. El resentimiento indica que existe un nudo interior que debe de ser expresado para poder sanar las heridas y sentar las bases del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *