Soluciones para un conflicto de pareja


En más de una ocasión, es más fácil llegar a un acuerdo con un amigo que con la pareja y es que, en cierto modo, la distancia favorece la falta de orgullo y la vanidad. Por el contrario, en un vínculo afectivo de noviazgo o de matrimonio se pueden producir situaciones más tensas en las que uno quiere hacer una cosa mientras que el otro desea algo diferente. La lucha reside en que alguien debe ceder. De allí que un pulso puede durar minutos, horas o días. Dependiendo del carácter de cada uno y del tema en cuestión.

Pues bien, uno de los retos que debe superar cualquier pareja a lo largo de los años es el de aprender a superar los conflictos. Para ello, es esencial buscar soluciones. Es decir, aportar ideas por ambas partes para elegir una opción mejor. Dicha opción será respaldada por los dos de tal forma que ambos sentirán que han ganado algo con esta alternativa.

En otras ocasiones, sí que es positivo que uno de los dos ceda en beneficio del otro. Pero entonces, en la próxima ocasión deberá ser la otra persona quien haga este ejercicio de humildad. De lo contrario, si siempre es la misma persona la que cede puede sentirse un tanto infravalorada y dolida.

Lo mejor de todo es que más allá de que la pareja deba de resolver un conflicto ello no implique la falta de comunicación ni de diálogo en el hogar. Es mejor apostar por la naturalidad y evitar las malas caras y los malos gestos. Buscar soluciones implica desarrollar habilidades sociales y también, cierto nivel de creatividad, además, también es bueno contar con la generosidad que brota del propio amor cuando se desea el bien del ser amado. ¿Te resulta fácil encontrar soluciones a los conflictos de pareja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *