Sin pareja


La vida es una aventura que tiene sus etapas de bonanza y también de menos suerte. Lo cierto es que es una utopía pensar que todo el mundo encontrará a su media naranja en algún instante, es decir, también existe gente soltera que permanece en una búsqueda eterna del amor o también, que pierde su fe en encontrarlo. Vivir sin pareja es una opción más de vida que puede ser totalmente frustrante para aquel que toda su vida soñó con formar una familia y con tener hijos.

Por el contrario, existen personas que sacan un gran partido a su soltería, disfrutan de su libertad, viajan y tienen una disponibilidad total para hacer vida social, conocer gente nueva y hacer planes incluso de una forma independiente. De todo modos, en la mayoría de las ocasiones, la soltería es una etapa transitoria de la vida que en algún momento puede derivar en otra diferente: vivir en pareja.

A veces, conviene no pensar demasiado en la situación personal de uno mismo. Es decir, no es bueno obsesionarse con la idea de la soledad ya que en ese caso, se siente de una forma totalmente negativa y con amargura. En el otro lado de la balanza, podemos encontrar casos de personas que están solas a pesar de tener compañía y ni siquiera se dan cuenta de ello.

Nadie te asegura que en caso de estar soltero vayas a encontrar el amor verdadero en algún momento. Sin embargo, está claro que no lo encontrarás si no lo intentas y si te das por vencido antes de tiempo. En el amor, claro está, también existe el factor suerte que implica estar en el lugar adecuado, en el momento exacto. En caso de estar sin pareja, intenta ver el lado positivo, por ejemplo, puedes conocerte mucho mejor a ti mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *