Problemas personales o de pareja


Teniendo en cuenta la variación natural de los seres humanos cuando se trata de sus acciones, creencias y gustos, es difícil precisar la motivación específica que existe detrás de un comportamiento específico. Si bien las mujeres se aferran a la creencia de que las acciones de los hombres son absolutamente indescifrables, tampoco es que ellas sean muy fáciles de entender.

Todo el mundo tiene cambios de humor y reacciones explosivas en algún momento. Esto puede ser producido si hemos tenido un mal día, o simplemente estamos pasando por una época. Pero hay que observar estos comportamientos para averiguar si el problema es personal o resulta que es un problema de pareja. Mira si tu pareja está especialmente distraída. A veces, por algún tipo de problema, la otra persona puede encontrarse en un estado de total falta de disponibilidad.

Esta falta de disponibilidad para ti, puede indicar que necesita algún tipo de descanso, así que no la agobies pero tampoco la des de lado. Si esta situación persiste podría haber un problema claro: tu pareja quiere romper la relación pero no sabe cómo hacerlo, así que directamente opta por “pasar” de ti. Lo mejor es que la invites a cenar y le preguntes qué es lo que está pasando.

A menudo algún tipo de confrontación no os vendrá mal si lo que queréis es luchar por vuestra relación. No puedes perder la esperanza a la primera de cambio. Intenta dialogar y saber cuál es el motivo principal de su comportamiento. Intenta ayudar a tu pareja en todo lo que necesite. No evites nunca hablar del tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *