No es suficiente con estar enamorado


El enamoramiento al inicio de una historia de amor hace prácticamente todo a la hora de unir a dos personas en una relación. Sin embargo, a largo plazo, para que un noviazgo salga bien, no es suficiente con estar enamorado y sentir algo especial, sino que en realidad, hace falta mucho más para poder ser feliz junto a la otra persona.

En primer lugar, a la hora de tener un proyecto de vida en común, es indispensable que los planes de ambos sean compatibles. Si una persona tiene que renunciar a grandes sueños por estar con otra, entonces, en algún momento corre el peligro de frustrarse por haber dejado escapar grandes oportunidades.

Del mismo modo, también es indispensable tener valores que sean similares. No se trata de ser dos personas semejantes al cien por cien pero sí es necesario que los valores fundamentales de ambos sean compatibles. Por ejemplo, es difícil que una persona que tiene muy claro que quiere formar una familia renuncie a este deseo por alguien que no quiere tener descendencia.

En un compromiso también es indispensable tener fuerza de voluntad para alimentar el amor y también, para renunciar. Por ejemplo, la fidelidad se basa en la renuncia a tener otras relaciones con otras personas por respeto a la persona que se quiere. Sin embargo, las tentaciones existen y son muy reales.

Además de estar enamorado, en una historia de amor se necesita que dos personas, se encuentren en una etapa vital en la que quieren estar en pareja. El momento en el que se encuentren dos personas es determinante porque puede que alguien sienta algo especial por otra persona pero no esté preparado para dar el paso por no haber superado una herida del pasado. El amor es un sentimiento tan complejo que a la larga, no es suficiente con estar enamorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *