Los divorcios descienden en España


Según la estadística oficial (INE) las parejas en España rehuyen del divorcio y de la separación. Y es que la crisis económica está ocasionando serios estragos. Muchos desearían la ruptura total pero si se trata de dos se pueden hacer frente mejor a los gastos de la vivienda y la manutención de los hijos.

Trinidad Bernal experta en mediación familiar que trabaja en el centro Atyme, especifica:

El número de parejas que no están casadas ha aumentado mucho en los últimos años y esas también se separan sin que quede constancia en los tribunales. Y hay otras muchas parejas, casadas, que recurren a un acuerdo privado para disolver su matrimonio, pero no lo oficializan.

Cada pareja tiene sus propios motivos para divorciarse. Los matrimonios españoles son los que mayoritariamente recurren a la separación. Hablamos de parejas que tienen entre 40 y 49 años. La convivencia suele durar, como media, 15,6 años, y algo más de la mitad de los matrimonios rotos en el 2009 tenía hijos menores de edad.

Las leyes tienden a dar protección a la mujer y los hijos nacidos en el vínculo disuelto. El pago de la pensión alimenticia recae mayoritariamente en la figura del padre. Mientras que, en la mayoría de las situaciones, son las madres las que disfrutan de la custodia de los menores.

Es preciso cuidar el nivel psicológico de los menores que sufren el divorcio de sus padres. Surgen sentimientos encontrados acerca del tema, en especial cuando saben que sus padres no eran felices juntos.

Pero ciertos niños experimentan una sensación de alivio cuando sus padres se divorcian, en especial si ellos se peleaban mucho cuando estaban casados. Lo ideal es que la pareja llegue a un divorcio amistoso, más que nada por el bienestar de los hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *