La infidelidad y el divorcio


Acabas de descubrir que tu pareja te ha engañado ¿qué es lo que vas a hacer? La decisión más importante que deben tomar dos personas es si siguen o no adelante con una relación que acaba de sufrir un tremendo palo. Muchas parejas deciden separarse/divorciarse. Desafortunadamente, la tasa de divorcio actual confirma que por mucho que el día de la boda se diga en lo bueno y en lo malo, esto no suele ser así casi nunca.

Una infidelidad es algo muy difícil de superar. Las parejas deben basarse en el respeto mutuo y la confianza. Cuando de repente aparece una tercera persona que es capaz de destruir todo eso, los problemas están asegurados. Todos solemos pensar que si se produce una infidelidad es porque la pareja ya no funcionaba bien ¿crees de verdad eso o todos somos un poco débiles? Por mucha confianza que tengamos en nosotros mismos, nadie puede decir que no caería en la tentación.

El caso es que una aventura de una noche puede producir una gran decepción y frustración en la otra persona. Es normal y completamente entendible que la pareja quiera poner tierra de por medio y separase de esa persona que tanto daño le ha hecho. Cuando estemos más calmados es importante analizar la situación: ¿me divorcio?

Piensa porqué a podido suceder esa infidelidad pero no pensando directamente que tienes tú la culpa. Si valoras finalmente que lo mejor es divorciarte hazlo, aunque siempre se puede mantener una larga conversación con la pareja e intentar buscar una solución a este gran problema. No tomes decisiones sin pensar pero, si tienes que hacerlo finalmente, hazlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *