Los celos no son necesarios en una relación


Existe un mito falso en la idea del amor que tienen algunas personas. De hecho, muchas personas jóvenes siguen asociando el amor con los celos al considerar que es normal sentir ciertos celos cuando quieres a alguien de verdad. Este mito es totalmente falso y destructivo puesto que una relación de pareja realmente sólida, es aquella en la que existe confianza y en donde ese fantasma de los celos no existe porque es algo totalmente natural que un chico o una chica puedan hablar con total naturalidad y tener amistades de otro sexo a pesar de tener pareja.

Los celos están vinculados con la posesión y con el sentido de pertenencia que se tiene sobre una persona cuando en realidad, las personas no son un instrumento, cada ser humano tiene libertad a la hora de tomar sus decisiones. Por ello, lo peor que le puede pasar a alguien es tener al lado a una persona absorbente que desconfía de cualquiera que se acerque.

Los celos son infantiles y en el fondo, muestran una actitud inmadura respecto del amor. Los celos se trabajan y se mejoran, es decir, es posible tomar conciencia de que se tiene este problema para atajarlo a tiempo a través de un proceso psicológico. Este cambio supone un gran esfuerzo pero merece la pena hacerlo. Quienes conviven con una persona celosa están cansados que el otro haga promesas que luego no cumple porque al final, los celos hunden no sólo a quien lo sufre sino también, a quien lo padece.

Los celos no son amor, son una esclavitud, causan momentos de tensión en una pareja que son innecesarios. Los celos pueden ir asociados con la violencia verbal y la falta de respeto. Sin embargo, quienes ven los celos como algo natural, terminan justificando actos que en realidad, son totalmente injustificables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *