Las cinco cualidades que definen a un buen amigo


Cada uno de nosotros ofrecemos algo diferente a los demás en función del grado de relación que tengamos. Un buen amigo no lo es de todo el mundo porque detrás de la amistad también existe un criterio selectivo en tanto que no te llevas igual de bien con todos los demás. Y además, también existe un criterio racional: el tiempo en la vida es limitado por ello, te invito a dedicárselo a personas que te hacen sentir bien. ¿Qué virtudes definen de verdad a un buen amigo?

En primer lugar, es una persona que está ahí de una forma importante en tu vida. No se comporta de una forma poco coherente sino que a través de sus palabras, y lo que es más importante, de sus acciones, te muestra que puedes contar con él siempre que quieras.

Un buen amigo es discreto, sabe respetar tu intimidad sin la necesidad de que le digas que no cuente nada de lo que le has dicho. La confidencialidad se deduce de la relación que marca a dos grandes amigos.

Un buen amigo te quiere de verdad. Detrás de la amistad existe un amor incondicional muy potente que puede llegar a ser incluso más fuerte que el vínculo que existe en algunas parejas, que finalmente, rompen. También es cierto que una amistad profunda también puede romperse como consecuencia del desgaste o de una decepción. Pero un gran amigo también es tu punto de apoyo en los momentos de dificultad sentimental.

¿Qué otras virtudes definen a un gran amigo? Es una persona generosa a nivel emocional que sabe darte tu espacio y que te hace sentir bien. Es decir, un buen amigo también tiene defectos, como todo ser humano, pero tiene muchos más puntos positivos que negativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *