Inteligencia emocional: llegar a acuerdos comunes en pareja


Más allá de todo romanticismo en el que a veces pretendemos que la pareja ceda siempre en aquello que a cada uno le interesa, la realidad es que es muy sano llegar a a acuerdos y a pactos. Se trata de pactos establecidos desde el amor y el respeto al otro. Uno de los mayores errores de las parejas es el de no entender que cada persona es diferente, que tiene su modo de pensar y de sentir.

Pero además, también existen personas que son tan posesivas que cometen el error de no respetar el espacio del otro ni su intimidad. Los pactos de pareja ayudan a mejorar la relación siempre y cuando se respeten, claro está. Y también, siempre que se tenga claro por ambas partes que se trata de un comportamiento positivo y adecuado para fortalecer el amor.

En una pareja hay que ceder por ambas partes. Sin embargo, la realidad es que aquellas personas que a lo mejor son más débiles interiormente y que tienen miedo a la pérdida de la persona amada, siempre ceden antes. Por otra parte, los acuerdos en pareja son un síntoma positivo de madurez emocional por parte de dos personas que evitan cualquier tipo de chantaje emocional y de manipulación.

El romanticismo es totalmente compatible con los pactos y los acuerdos. Establecer límites, a veces, nos ayuda a entender mejor al otro y también a nosotros mismos. Y la realidad es que negociar va más allá de lo evidente, es decir, muchas parejas organizan de forma adecuada la división de tareas domésticas. Se puede negociar también los tipos de planes a realizar en comúin. Y sobre todo, se debe negociar en una discusión y poder mostrar de forma abierta las diferencias y aquello que se piensa sin herir al otro. O al menos, sin herir más de lo necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *