Imagina momentos felices


La visualización es una de las técnicas más utilizadas en psicología para alcanzar la motivación, pero también, para potenciar la relajación y el bienestar interior. Es decir, es necesario aprender a vivir en contacto con las ilusiones que habitan dentro de uno mismo, y no matarlas por miedo, ansiedad o pánico ante el fracaso. Por ello, es bueno aprender a imaginar momentos felices para crear un universo paralelo al que tenemos y que a veces, puede resultar bastante decepcionante. Si no, que se lo pregunten a aquellos que ahora mismo hacen frente al desamor, al abandono, han perdido su trabajo, se sienten solos u otras tantas circunstancias que muestran la cara menos agradable del ser humano.

La imaginación es una capacidad excelente del ser humano para ir más allá de la realidad y también, para crear arte. Cualquier poeta hace uso de su imaginación para construir sus versos. Un pintor hace lo propio en sus cuadros. Y tú, también, puedes pintar tu realidad en ciertos momentos a través de la libertad que surge de poder soñar en positivo.

Si ahora mismo estás enamorado y te gustaría estar con la persona que te gusta, en vez de pensar en las cosas que pueden salir mal, empieza a visualizar situaciones que te gustaría vivir junto a la otra persona. Evidentemente, conviene que sean más los momentos de realidad que los de ensoñación, de lo contrario, se puede perder el equilibrio y el sentido común a la hora de asumir cómo son las cosas.

Las personas pesimistas tienden a visualizar más momentos malos que buenos. También los derrotistas. Por ello, merece la pena que apuestes por el triunfador que llevas dentro y pienses en positivo gracias a colores que te animan en vez de entristecerte. Mucha suerte y que seas muy feliz en tu día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *