El sentimiento de posesión


El ser humano está muy acostumbrado a poseer y a tener. En el día a día, acumula miles de cosas y posesiones. Las cosas que se tienen están destinadas a su uso, es decir, se basan en una noción instrumental. Aquello que se tiene sirve para algo. Pero en cambio, algunas personas también aplican esta visión instrumental al ámbito de las relaciones interpersonales. De hecho, el propio lenguaje nos traiciona en tanto que se suelen hacer preguntas del tipo: ¿Tienes pareja? La realidad es que las personas nunca, jamás, pueden poseerse en base a su libertad y a su individualidad.

Pero a veces, cuando se vive desde la sensación de posesión se corre el peligro de caer en la manipulación o de creer que la otra persona debe estar ahí siempre para satisfacer los deseos propios.
SEGUIR LEYENDO “El sentimiento de posesión”

Parejas posesivas


Uno de los mayores problemas en las relaciones amorosas, es tener una pareja posesiva y celosa. Debes descubrir poco a poco si la persona con la que estás es posesiva, ya que esto os puede traer muchos problemas. Muchas personas pasan de amar y adorar a alguien al querer tener un completo dominio de cada uno de sus movimientos.

La mayoría de este tipo de personas, no tienen una gran confianza en sí mismos y tratan de hacer que su pareja se transforme en alguien que tiene total dependencia de ellos para así sentirse más seguros y con una mayor dignidad. Esto, no es fácil de observar al principio de la relación pero, poco a poco, irán evidenciándose los síntomas de la posesión.

Comenzará a poner problemas cuando vas a quedar con tus amigos o familia. Según esa persona, lo mejor es que paséis mucho más tiempo juntos los dos solos. Tu vida personal y tu vida social pronto tomarán el asiento de la parte trasera de la relación, mientras que sus gustos y sus prioridades se sentaran en el asiento del conductor.

Te harán creer en la suerte que has tenido de encontrar una persona como él. No hagas caso y no centres tu vida en esa persona. No debes descuidar tus amistades de siempre por mucho que a esa persona no le agraden. No debes olvidar que una cosa es que quieras estar con alguien que te cuide y te proteja, esto es muy diferente a una persona que sólo quiera poseerte y convertir tu vida en un infierno.