El amor, un reto vital


El ser humano persigue objetivos no sólo en el plano laboral dentro del área de trabajo sino también, en el terreno personal. Por ejemplo, puede que quieras hacer nuevos amigos porque acabas de llegar a otra ciudad y debes empezar de cero, tal vez te interese mejorar la comunicación con tu pareja o quizás, quieras recuperar a un amigo del pasado. Pues bien, estas metas muestran algo que tal vez no es aparente a simple vista y es que el amor, en todas sus formas, matices y manifestaciones es un reto vital. Una necesidad emocional que está vinculada con la autoestima.

Y es que nadie puede sentirse bien consigo mismo si no tiene el reconocimiento de alguien de su entorno. Ello implicaría vivir en la más absoluta soledad, no tener testigos de vida, personas con las que compartir ilusiones e inquietudes. La pena es que con las decepciones de la vida, algunas personas han perdido la esperanza en el ser humano aunque ni siquiera se den cuenta de ello. Viven con resentimiento interior, con corazas emocionales que impiden un contacto adecuado con el mundo y con mucho sufrimiento y frustración.

La frustración procede de la falta de coherencia entre pensamiento, deseo y acción. Y es que, al final, si quieres lograr el objetivo de encontrar el amor, entonces, debes pensar en positivo, creerte capaz de amar y de ser amado, pero también, debes poner este deseo en práctica.

Es decir, debes hace lo posible por enamorar a la persona que te gusta, o simplemente, si todavía no has puesto tu mirada en alguien en concreto, entonces, intenta hacer planes sociales para relacionarte y conocer gente nueva. No dejes que la ilusión se duerma porque entonces, también perderás la motivación de alcanzar tu meta. Y la verdad es que muchas personas tienen claro que desearían formar una familia o compartir su vida con alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *