Desamor en pareja


Existen parejas que están por estar, por simple rutina o porque se han acostumbrado a la situación. En realidad, aunque existe un alto porcentaje de parejas estables, si pudiésemos conocer el grado de felicidad de cada pareja tal vez, accederíamos a una nueva realidad. La que surge del desamor de estar en medio de una relación que no marcha bien y estar solo a pesar de estar acompañado. Sin duda, es mucho más duro vivir el desamor estando inmerso en una historia que estando solo, simplemente, porque los conflictos emocionales son mucho más fuertes.

El desamor en pareja causa unos síntomas muy concretos. Cambios constantes de humor, enfado interno, tristeza profunda, ganas de llorar, falta de motivación y de ganas por compartir planes en común. El desamor duele pero duele todavía más mientras uno permanece indiferente ante esa situación y no toma cartas en el asunto. Por ejemplo, lo importante es poder tomar una decisión, por ejemplo, poner la situación en común, hablar de lo que sucede y luchar por volver a estar bien con el otro. O por el contrario, puede que ya haya llegado el momento de poner punto y final a la relación teniendo en cuenta que el amor, también se acaba y que en algunos casos, tiene fecha de caducidad.

El desamor estando en pareja es diferente al que se vive en solitario, puesto que en ese caso, el camino de recuperación es todavía más largo. Este tipo de historias de mantienen en pie, en muchos casos, gracias a la esperanza de que las cosas cambien. Sin embargo, en la vida, las cosas no cambian por arte de magia sino que una relación también se trabaja y se mejora por ambas partes con ganas e ilusión por lograr que las cosas vuelvan a ser como antes, o incluso, mejores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *