Cuatro situaciones en las que romper un noviazgo


Una ruptura de pareja puede ser una decisión compleja, sin embargo, existen noviazgos que duran más de lo necesario ante la ilusión de que la situación cambie como por arte de magia. Un amor debe de ser una suma en tu vida, un sentimiento que te aporte bienestar. ¿Cuándo ha llegado el momento de romper un noviazgo?

Cuando has dejado de ser tú

Cuando por el motivo que sea, sientes que no eres tú cuando estás junto a la otra persona. Es decir, das más peso al hecho de agradar al otro que de ser coherente contigo. Y esta lucha interior produce un desencanto en forma de frustración. Existen distintos motivos por los que una persona puede experimentar esta situación: una baja autoestima, miedo al abandono, violencia psicológica…

Cuando te aburres constantemente

Cuando te aburres constantemente con la otra persona, puede suceder que ambos tengáis un estilo de vida incompatible y que sus expectativas no conecten con tus metas. Si esta etapa de aburrimiento se prolonga incluso cuando has puesto todo de tu parte para salir de este estado de apatía, entonces, asume la realidad tal y como es. El noviazgo es una etapa de conocimiento pero no siempre se convierte en un compromiso para siempre.

Cuando te has enamorado de otra persona

El amor se centra en la coherencia y en la honestidad hacia el otro pero en primer lugar, hacia ti mismo. Si te has enamorado de otra persona y hace tiempo deseas decirle la verdad a tu pareja pero tienes miedo de herir sus sentimientos, es importante que te animes a dar el paso.


Cuando no eres feliz a su lado

Cuando no eres feliz junto a tu pareja, y además, tus familiares y amigos más cercanos te sugieren que esa relación no te conviene, puede que sea oportuno escuchar esos consejos que potencian tu bienestar y tu crecimiento personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *