Cuatro cosas que solo pasan cuando te enamoras


El enamoramiento marca una nueva realidad en la intimidad personal del corazón. Existen cosas que solo pasan cuando te enamoras o que incluso aunque pasen en otro contexto, bajo la óptica del enamoramiento, adquieren otra intensidad. Cuando te enamoras eres vulnerable: algo maravilloso pero también, doloroso en ciertos momentos. ¿Qué cosas pasan de una forma intensa cuando te enamoras?

Todo te recuerda a la otra persona

Cuando te enamoras, es posible que tengas en mente a la otra persona en situaciones cotidianas de la vida. Todo te recuerda a ese alguien. En realidad, se trata de un recuerdo condicionado que más que estar causado por los objetivos externos, está producido por uno mismo.

Tienes miedo y esperanza al mismo tiempo

La esperanza surge del deseo de ser correspondido y contrasta con el miedo al rechazo. El enamorado convive con esa duda que puede llegar a ser agotadora a nivel interno. Es una duda que busca ser resuelta.

Idealizas a la otra persona

Idealizas a la otra persona como si fuera perfecta, le admiras de una forma extrema. Y después, cuando cae del pedestal, surgen de golpe un montón de defectos que habían pasado desapercibidos. Esa particular locura del amor también refleja una clara distorsión de la realidad. La persona es la misma, lo que ha cambiado es tu forma de mirarla.

Dificultades para concentrarte

Tienes que hacer un gran esfuerzo para concentrarte porque tu mente se evade de las actividades intelectuales y se recrea constantemente en momentos vividos junto a esa persona o en situaciones que te gustaría vivir. Para una persona enamorada, es un acto totalmente involuntario el de recordar al objeto de deseo. Es un impulso que surge con fuerza a nivel interno y que solo se puede controlar con mucho estoicismo, teniendo un objetivo claro y un orden de prioridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *