¿Cuándo no debes buscar pareja?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existen momentos de la vida en los que es mejor que no busques a tu media naranja porque tienes más opciones, de encontrarte, con un medio limón. Más allá de la ironía, muchas personas se embarcan en la obsesión de ligar de forma desesperada porque se sienten solas. Bajo el efecto de la soledad, tienes más opciones que nunca de atraer a personas que están tristes y solas, es decir, que se encuentran en las mismas circunstancias que tú.

Por tanto, si de verdad quieres buscar pareja y encontrar a alguien que te aporte cosas positivas, tienes que empezar a mejorar la relación que tienes contigo mismo, llenarte de amor a través de la autoestima y el cariño. Comprobarás el efecto positivo que reporta en tu vida a nivel de relaciones sociales. Esta es una de las razones por las que, justamente cuando encuentras a una pareja, otras personas se interesan en ti. Has pasado de estar solo mucho tiempo a tener a gente interesada. ¿Por qué?

Porque conforme mejor te sientes contigo, más feliz eres, y esa felicidad atrae como un imán a los demás. Por el contrario, cuando te sientes solo y aburrido, los demás salen huyendo como la pólvora. Incluso, la felicidad se nota en la belleza estética: te arreglas más, tienes más ganas de cuidar tu look, disfrutas al mirarte en el espejo, sonríes mucho más… Por el contrario, bajo el manto de la tristeza, tu belleza se oculta bajo una capa de resentimiento y de miedo. El miedo de no encontrar nunca el amor verdadero.

Pero el miedo no te conduce a ninguna parte. Por tanto, deja de centrarte en la soledad como si fuese un tema único en tu vida, y amplía tu horizonte vital. Ganarás en ilusión y en calidad en el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *