Consejos para no perder a un buen amigo


El proceso de distanciamiento en una relación de amistad no se produce de un día para otro sino que ocurre de un modo tan paulatino y gradual, que en ocasiones, las personas se dan cuenta de este enfriamiento afectivo cuando ya es demasiado tarde. ¿Qué hacer para no perder a un buen amigo?

No dejar que las circunstancias te condicionen en exceso

Evidentemente, las circunstancias influyen en las relaciones personales. Cuando dos amigos viven en una misma ciudad tienen más posibilidades de compartir tiempo en común que cuando viven a kilómetros de distancia. Pero la clave para mantener una relación de amistad es no convertir una circunstancia adversa en una excusa para romper el contacto sino buscar los medios para mantener la comunicación.

Es difícil encontrar buenos amigos

Es verdad que cuando una persona sale de tu vida, otra nueva puede llegar. Sin embargo, la amistad verdadera es algo más profundo. No es fácil conocer a un amigo verdadero: motivo suficiente para cuidar las relaciones presentes, sabiendo que no surgen nuevas oportunidades cada día. La amistad es compleja porque las expectativas de dos personas no siempre tienen un fin común.

Respeto

Una de las claves de la amistad es el respeto hacia el amigo. Es positivo saber aceptar las decisiones del otro y su propio espacio. Estar en contacto no es sinónimo de tener una relación dependiente.

Aceptar la evolución de la relación

Es muy necesario aceptar la evolución de la relación como un proceso totalmente natural al igual que ocurre en el amor cuando la intensidad de la etapa inicial va dando paso, a nuevas vivencias. Si continuamente comparas el presente con el pasado puedes caer en la frustración porque en toda relación de amistad existen etapas de mayor acercamiento y otras de más distanciamiento. Una de las claves es no llegar nunca, a romper el contacto completamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *