Consejos para afrontar una ruptura temporal


Existen rupturas en la pareja que no son para siempre, simplemente, suponen un punto de inflexión en la relación. Un descanso puede ser positivo para poder recuperar la perspectiva objetiva sobre el noviazgo, también puede ser excelente para descubrir si de verdad eres feliz junto a la otra persona. Es una medida oportuna a la hora de valorar si es posible adoptar algunos cambios para mejorar la relación de pareja por ambas partes.

Conviene precisar que una ruptura temporal no significa que la relación ya que esté rota puesto que existen muchas parejas que lograron superar una situación de este tipo con optimismo. Es importante matizar que una cosa es una ruptura puntual de pareja, y otra muy diferente, ir acumulando despedidas en una misma historia. Un comportamiento de este tipo puede ser síntoma de una relación tóxica vivida al límite al compás del dicho que afirma: “Ni contigo, ni sin ti”.

En una ruptura es positivo respetar el espacio y el tiempo de la otra persona, no presionarle, ya que en ese caso, puede sentirse agobiada. Por otro lado, es fundamental aprender a convivir con la incertidumbre. Nadie sabe qué sucederá mañana, es decir, lo mejor es dar tiempo al tiempo y actuar de buena voluntad por ambas partes. Si no se produce la reconciliación como pareja, entonces, lo ideal es por lo menos, poder tener una amistad.

Evita estar todo el día pensando en el mismo tema. Sigue con tu vida: Haz planes con tus amigos, comparte tiempo con tu familia, disfruta de la libertad que te reporta la soledad, haz planes diferentes, ten iniciativas e intenta que tu vida merezca de verdad la pena. La felicidad es una cuestión de actitud y dicha felicidad, también atrae como un imán en el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *