Cómo superar las inseguridades ante la boda


A veces el compromiso puede dar miedo, es algo normal. Lo cual no significa que no quieras estar con esa persona. La unión del matrimonio se entiende que es para la toda la vida o hasta que la muerte os separe, estas afirmaciones pueden generar inseguridad en los novios. La boda supone oficializar el compromiso de estar juntos para siempre, pase lo que pase. Sin embargo, la inseguridad de estar haciendo lo correcto puede afectarnos los días previos a la ceremonia. Te damos unos pocos consejos para superarlo sin problemas y conseguir la felicidad plena.

Es natural dudar o temerle al casamiento, ya que es una decisión que durará por el tiempo, en el mejor de los casos, para toda la vida. No dudes en compartir con tu pareja compartir estos sentimientos, apoyarse y tranquilizarse mutuamente. Si logras poder dialogar sobre las inseguridades, juntos podréis encontrar la manera de superarlas.

Analiza tus inseguridades personales, muchas veces relacionadas con el temor de asumir un compromiso con uno mismo y de aceptar la responsabilidad de lo que supone, pues tendrá consecuencias. Revisa si esta inseguridad es con respecto la boda o si se repite en otros aspectos de tu vida.

No hagas caso a los posibles prejuicios sociales. Si realmente deseas compartir tu vida con la persona que amas, todo lo demás no importa, el amor no tiene en cuenta la posición económica de tu pareja, su nivel de estudios o grado de formación académica, su trabajo o su familia.

No le temas al cambio de estilo de vida. Bastante a menudo las inseguridades previas al casamiento surgen ante la expectativa de cambio y a la adaptación a una forma de vida diferente. Al principio puede ser algo complicado, pero con el paso del tiempo la pareja se adaptará a la nueva situación.

No pienses en que luego puede llegar el divorcio. Si bien es cierto que en la actualidad muchos matrimonios se separan antes de cumplir los cinco años de casados, esto no quiere decir que te vaya a ocurrir lo mismo, confía en tu elección, ya que el deseo de compartir la vida con quien se ama puede sobreponerse a cualquier obstáculo que pueda aparecer en el camino.

Estimula el diálogo en la pareja para conseguir un matrimonio eterno y feliz. Recuerda que una buena comunicación os guiará a la madurez necesaria para que la felicidad se note en vuestros rostros. Procura mantener el corazón dispuesto a todos los planteamientos, ganas de hablar sobre el futuro y de aprender junto con tu pareja todas las cosas bonitas que nos ofrece la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *