Cómo romper la rutina después de la boda

pareja-celebra-su-boda
Las semanas previas a la celebración nupcial tienen el aliciente constante de la novedad a través de la planificación de los detalles de este día. El día de la boda es el inicio de un nuevo capítulo. Y la rutina puede hacer acto de presencia en este nuevo escenario. La boda no es un final definitivo, sino un nuevo principio. El amor se sigue creando día a día. ¿Cómo romper la rutina después de la boda?

Objetivos comunes

La celebración de una boda es un ejemplo de meta compartida en común. Después de este día y continuando con la ilusión de una historia de amor es posible seguir actualizando la ilusión compartida en torno a propósitos que son significativos para ambos. Puedes reforzar la comunicación en torno a estas cuestiones. Estos objetivos pueden enmarcarse en distintos ámbitos. Por ejemplo, ocio, convivencia, proyecto de vida en común, felicidad…

Citas

Quizá recuerdes con especial nostalgia algunos de los detalles de las primeras citas. Desde este presente de tu historia de amor puedes crear nuevos momentos de planes para dos. Por ejemplo, viajes breves de fin de semana, asistencia a eventos culturales, planes de conversación y citas románticas.

mesa-de-banquete-de-boda

Sesión de fotos postboda

¿Te apetece recordar la esencia del día de la boda y sumar nuevos recuerdos en torno a este argumento? Una sesión de fotos para dos puede ser un ejemplo de experiencia con la que prolongar la alegría de aquel día con nuevas imágenes de presente en una localización especial.

¿Cómo romper la rutina en la relación después de la boda? Continúa conociendo a tu pareja desde el presente. El cambio es un elemento constante en la vida y en el amor, por ello, este aspecto también está muy unido a la novedad que ofrece la posibilidad de crear nuevas oportunidades en este nuevo escenario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *