Cómo evitar el odio en una ruptura


El odio es un sentimiento muy fuerte y muy destructivo que hace mucho daño a quien lo sufre. Sin embargo, algunas personas toman al pie de la letra el dicho popular que afirma que del amor al odio hay un paso. A quien de verdad daña este rencor desmedido es a quien lo sufre en primera persona porque no avanza. Sigue sin pasar página en ese desamor que se ha transformado en veneno emocional y en despecho. En Son Pareja te damos las claves para dejar atrás este sentimiento.

El odio te mantiene pegado a tu ex

Lo que de verdad desea una persona que ha roto una relación de pareja es cortar con su ex. Sin embargo, cuando una de las partes odia a otra, en ese momento, sigue la unión aunque de otra forma. Es decir, sigue viva la obsesión por criticar a la otra persona, saber de su vida, conocer qué hace actualmente…

Toda esta energía invertida no conduce a ningún fin positivo por lo que conviene encauzar esta atención hacia fines más constructivos. Piensa qué vas a hacer a partir de ahora, toma la iniciativa para proponer planes a tus amigos, busca ocupaciones nuevas en el tiempo de ocio…

Reconoce el sentimiento para avanzar

Existen personas que sienten un gran rencor hacia su ex pero reprimen este sentimiento y se niegan a reconocerlo por una cuestión de orgullo y por sentirse culpables por ello. En ese caso, es muy importante que seas sincero contigo mismo porque una vez que has puesto nombre a cómo te sientes, también estás más preparado para avanzar.

Actúa con indiferencia

Actúa con indiferencia hacia tu ex de una forma consciente. Es decir, puede que tengas que controlar ese impulso que te surge en ciertos momentos cuando te gustaría contactar de nuevo con él. Piensa que cada día que pasas sin saber nada de tu ex, estás un poco más cerca de olvidarle de forma definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.