Cinco causas de mala suerte en el amor


La suerte forma parte de la vida en tanto que también existe el azar. Sin embargo, para tener una mejor suerte a nivel sentimental, conviene recordar que es uno mismo quien trabaja su propia fortuna sentimental con actitudes y gestos de inteligencia emocional. Descubrir las causas de la mala suerte en el amor es el primer paso para pasar página y avanzar.

Un bajo concepto de uno mismo

Existen personas que tienen una imagen distorsionada de sí mismas. Personas que son muy valoradas por amigos y familiares, sin embargo, no se ven a sí mismas con los mismos ojos que son vistas por los demás. Tener un bajo concepto de uno mismo supone que esa persona se predispone de una forma negativa en las relaciones personales porque al no creer en sí misma siente que tampoco puede agradar a un potencial amor.

Tener expectativas muy altas

Ser exigente en el amor es positivo pero otra cosa muy distinta es tener unas expectativas tan altas, al más puro estilo de los cuentos de hadas, que nadie supera ese filtro de perfección. Las personas que tienen expectativas desmedidas tratan a un potencial nuevo amor como alguien que tiene que superar un examen constante hasta recibir la nota final. Lo más lógico es que siempre existe alguna excusa para acabar con esa ilusión.

Falta de tiempo

Existen personas que están tan centradas en su trabajo y tienen una rutina de vida tan definida, que en raras ocasiones, hacen algo nuevo. De esta forma, si siempre estás encerrado en tu mismo círculo es difícil que puedas conocer gente nueva e ilusionarte con alguien.

Prejuicios negativos

Los prejuicios negativos distorsionan la realidad y cierran puertas a nivel sentimental. Por ejemplo, la diferencia de edad en pareja puede ser un prejuicio cuando en realidad, existen ejemplos de muchas parejas que son felices más allá de este dato.

El autoboicot

Es posible sufrir autoboicot, por ejemplo, así se comportan quienes sienten que todas sus historias han tenido un final infeliz y se han convencido de que su suerte amorosa no cambiará nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *