Celos en la distancia


Los celos afectan en mayor o menor medida a muchas personas. Y es que, a veces, incluso quien tiene una gran seguridad en sí mismo, puede soportar los celos ante el miedo de perder a la persona a la que ama. Esta situación puede producirse más que nunca ante la distancia, es decir, cuando las dos personas se encuentran viviendo cada una en una ciudad diferente o incluso, en un país distinto. De este modo, la mente puede ser muy traicionera a la hora de imaginar la vida del otro con planes y alicientes, en los que tal vez, existe el temor de no estar uno mismo.

La distancia en el amor puede ser buena o mala. Es decir, a veces, la relación sale fortalecida y el vínculo mejora. Sin embargo, también puede suceder que llegue la indiferencia. Y es que, después de tiempo de estar distanciados, cada uno sigue con su vida, hace nuevas amistades, tiene nuevos proyectos, y un día, llega la ruptura. Pero pensando en positivo, en que las cosas vayan bien, entonces, los celos son una realidad y para superarse deben hablarse.

En una pareja estable y que va bien es bueno que tengas la capacidad de expresar todos tus miedos y tus dudas. Sin embargo, a la hora de hablar de los celos siempre es saludable que plantees el conflicto como un problema personal, es decir, nunca hagas responsable al otro. Por otra parte, evita dar vueltas a la cabeza y sigue con tu vida. Es decir, tener una relación a distancia no significa que tengas que quedarte en casa guardando la ausencia de esa persona.

Al revés, debes hacer planes, quedar con tus amigos, seguir con tu trabajo, y por supuesto, también tener tiempo de hablar por teléfono con la persona a la que quieres y realizar viajes para ir a verle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *