Aprende a elegir a tus amigos


Todo ser humano tiene libertad suficiente para elegir a sus amistades. La familia nos viene dada desde que nacemos, sin embargo, uno de los regalos de la amistad es que puede ser elegida en base a los valores, el modo de ser y el bienestar individual. La amistad puede aportar mucho malestar en tu vida cuando no es verdadera o simplemente, cuando te empeñas en llevarte bien con una persona que en el fondo, no te aporta algo que a ti te agrade.

Dos amigos tienen que ser compatibles aunque eso no significa, ni mucho menos, que tengan que ser iguales en todo. De hecho, no existen dos personas iguales. ¿Cómo elegir mejor a tus amigos? En primer lugar, conociéndote bien a ti mismo, en la medida en que sabes quién eres y qué quieres, también te resulta mucho más sencillo saber cómo te gustaría que fuesen tus amigos. Para ello, intenta tener la mente abierta a la hora de conocer a las personas que te rodean y no juzgar antes de tiempo.

Por otra parte, en la amistad, también es fundamental que aprendas a marcar un límite y tengas claro qué estás dispuesto a tolerar y qué no. Para ello, aprende a decir no de una forma asertiva porque es importante que te valores y te respetes siempre, para que los demás puedan hacerlo. Por ejemplo, aléjate de cualquier persona que solo se acerca a ti por el interés. O también, aléjate de esas personas que siempre rompen tus expectativas porque no sabes qué puedes esperar de ellas en tanto que aparecen y desaparecen de tu vida sin pedir permiso sin darte ningún tipo de explicación.

Aprende a elegir a tus amigos porque serás más feliz al estar rodeado de grands fortalezas personales. Cuida de los amigos que ya tienes, pero no cierres la puerta a nuevas amistades.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *