Actitud correcta para hacer nuevos amigos y conocer gente


Una de las claves a la hora de conocer nuevos amigos es entender, precisamente, que la amistad entre chico y chica no sólo existe sino que además, es posible y gratificante. Sin embargo, existen personas que se cierran puertas a sí mismas al pensar que la diferencia de género es un problema en este sentido. Es cierto que a veces, una amistad puede derivar en sentimientos más profundos de atracción o de amor, sin embargo, también es una realidad que eso no sucede siempre como bien habrás comprobado en tu vida.

Por otra parte, a la hora de conocer gente nueva, merece la pena que inviertas tiempo en ella, que muestres interés o receptividad. Es decir, si conociste a alguien en un curso por ejemplo, esfuérzate por mantener el contacto con la otra persona. De lo contrario, si no haces nada, el vínculo morirás sin darte cuenta. Y hoy día tienes a tu alcance, muchas posibilidades: teléfono, correo electrónico, facebook… Lo mejor es que intentes adaptarte al modo de comunicación favorita de la otra persona. Por ejemplo, hay gente a la que no le gusta hablar por teléfono, y prefiere escribir, entonces, es mejor que lo entiendas y no conviertas esto en un problema. De hecho, la escritura es un medio excelente de comunicación no sólo en temas de amor, sino también, de amistad. Para reflexionar sobre esta cuestión, te invito a ver una película excelente de Sandra Bullock y Keanu Reeves: La casa del lago.

Del mismo modo, creo que es positivo entender que aunque cuando somos niños tendemos a rodearnos de grupos muy grandes, lo cierto es que con la madurez merece la pena dar un giro a este modo de entender la amistad para apostar por las personas a nivel individual. Eso no significa que los planes de grupo no sean divertidos, sino que si de verdad tienes interés en conocer a alguien, debes entender que esa persona seguramente no se va a mostrar contigo al mismo nivel de amistad cuando está sola contigo que cuando hay más gente alrededor.

Se trata de algo básico ya que la intimidad de la amistad se construye entre dos personas. Con planes tan sencillos como quedar a tomar un café por ejemplo. Por otra parte, si quieres conocer gente nueva y hacer nuevos amigos no tengas miedo de tomar tú la iniciativa. No tengas miedo en ser la primera persona en escribir al otro por ejemplo, o en darle tu correo electrónico. De hecho, así dejas en la libertad de la otra persona algo tan libre como la reciprocidad que nace de la amistad. No puedes obligar a nadie a que sea tu amigo si no quiere serlo.

Para finalizar, creo que es importante entender también que el hecho de tener pareja o hijos no es incompatible con hacer nuevos amigos. Existen personas que se cierran a los demás tras formar una familia o no se permiten disfrutar de su individualidad y de los amigos que se encuentran en el camino. Afortunadamente, existen personas que sí saben hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *