5 consejos para ser feliz después de la boda

foto-del-dia-de-la-boda
El día de la boda es significativo no solo desde la planificación, sino también desde el recuerdo posterior. ¿Cómo ser feliz después de esta celebración? En Son Pareja te damos ideas.

Inicio de una nueva etapa

El día de la boda no es el final definitivo, una idea del amor romántico tan repetida en algunas películas. En una historia de amor real, el día de la boda constituye el inicio de una nueva etapa en la que cada nueva jornada es igual de significativa. Por tanto, durante la preparación del día del enlace, no olvides mirar más allá de esa fecha para recordar la esencia de un amor que se renueva.

Expectativas realistas

Ni todo será perfecto, ni siempre te sentirás plenamente feliz. Así como no es posible estar eternamente enamorado en el nivel de intensidad de la fase inicial, el estado de ánimo de casados y solteros también cambia en distintos momentos por diferentes circunstancias. Aspirar a una felicidad constante puede frustrar a quien aspira a un imposible. En una relación de pareja también existen discusiones. Y, además, la alegría o la tristeza también puede estar motivada por otras muchas razones ajenas a la relación.

No compares tu realidad

No compares tu historia personal ni tu relación de pareja con la referencia de otros ejemplos que observas a nivel externo. Mientras que la comparación alimenta la insatisfacción y el desencanto, por el contrario, cuando te concentras en protagonizar este momento al que tienes tanto que aportar, incrementas tu compromiso.

Relaciones sociales

Durante el día de la boda, muchos invitados acompañan a la pareja en este acontecimiento de amor que es motivo de celebración. Con posterioridad a este enlace, sigue siendo igualmente importante compartir la vida con los demás.

pareja-e-invitados-de-boda

Rutinas felices del noviazgo

Después de la boda siguen teniendo significado muchos de los detalles del noviazgo. Por ejemplo, el tiempo compartido en común, los planes para dos, la ilusión de un próximo viaje…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *